Los de lento caminar, pero rápida garganta.

Al llegar a Madrid, cargado de ilusiones y cierta incertidumbre, creía conocer en gran parte esta ciudad, por lo que había vivido, visto y por comentarios y reflexiones de amigos y allegados que empatizan con mi visión global de este mundo en el que nos toca vivir.

Mi opinión sobre Madrid siempre fue positiva, se gestó a través de la lente de la inquietud cosmopolitismo,
aires innovadores y creativos que brinda una gran ciudad como ésta, mas el aire underground y las tendencias que surgen
pioneras e irreverentes ante la global masa de demoníaca ignorancia que renace a cada minuto, tambien por ser trampolin de tantos y tantos artistas.

Esa es la ilusión, caminar solo por las calles de Madrid y sentir la gran variedad de razas, personas y roles que conviven
en la gran urbe.

La gran sorpresa fue ir descubriendo día a día que aunque ese movimiento, esas personas y sus vidas transitaban incansable a cualquier hora por las grises y atractivas calles de la villa, otro gran movimiento convivía entre nosotros.

Esos seres de apariencia cadavérica y sobria presencia que en silencio viajan en el metro, en los autobuses y pasean por las calles…

Esas ancianas con cabeza de bola en tonos ocres y marrones que completan el registro cromático de la caca con perfumes dulzones que en contacto con su pútrida piel desprenden un hedor comparable a la necrosis provocada por las amputaciones de la guerra.

Esos señores con la faz acartonada en facciones que serian las tablas de la ley del mismísimo señor de las tinieblas Satanás.

Con esa sobriedad y hermetismo en la mirada, evidente prueba del miedo y la cobardía acumulado en lo mas profundo de su ser, gente que lee “la razón” en público y se indignan al contemplar un beso adolescente, que visten a su perro y olvidan a los niños desvalidos y carentes.

Gente que a pesar de sus años, de llevar toda una vida encima parece ser que no han aprendido a ser felices y que ni por asomo comprendieron jamás el código universal de las personas felices, en sí de la felicidad.

Desde mi humilde “madurez” no puedo comprender que personas que vivieron una guerra y que apenas le quedan unas cuantas primaveras, estén aferrados a ese odio llameante, egoísmo y falta de conciencia, gente que ha sido engañada una y otra vez desde la infancia y jamás han sabido o no han querido pasar página.
1196626000_g_12.jpg

1172867881_extras_ladillos_4_g_0.jpg

Gente que debería de vivir por encima de las circunstancias al estar en el ocaso de su vida.
Abrirle los brazos a los necesitados, inmigrantes, jóvenes y libres almas que nacen en una sociedad de libertades.

Pues no.

Siendo acérrimos cristianos, ancianos y pensionistas son los primeros en gritar en una “manifestación” incoherente, en crispar la tranquilidad diaria y contagiar el odio en el día a día, en agredir a un joven que le dice al señor Aznar “No a la Guerra” en un mitin.

g9p6f1.jpg

Que están en contra del aborto, de los preservativos, del mestizaje, la igualdad de derechos, que son machistas, puteros, homófogos, castrantes, ignorantes reafirmados, asesinos de la libertad. Resentidos con complejos y un largo etc. que podéis leer en sus caras y sus votos.

En fin, lo diré sin rodeos y sin contemplaciones; Estaría encantado de que en la mayor brevedad fueran visitados por Caronte y realizar su viaje en barca hacia el Hades para jamás volver.

“Iba de vuelta a casa en autobús, seria por marzo, cuando sumido en mis pensamientos tras una ardua jornada laboral, de repente la mayor parte de los viajeros se levanto como un resorte y comenzaron a gritar frenéticas consignas fascistas contra el gobierno con tal odio en sus miradas, sus gestos y sus berridos que se me helo la sangre de momento. Resulta que pasábamos por delante de un ministerio en el que había una manifestación de la A.V.T. contra el afamado y famosísimo De Juana Chaos. Yo me quede petrificado e inmóvil, los ancianos (en su mayoría) al ver que no me unía a la orgía de odio, me mostraron su horrible odio y el desprecio absoluto con poses amenazantes, apreté los puños y me preparé para cualquier cosa. Tras pasar por el lugar continuaron un buen rato entre ellos reafirmando sus simples dogmas, y mirándome de reojo con la clara acusación de “míralo, asesino, socialista, ETARRA”.

Evidentemente no hace falta que intente justificar mi posición al respecto.

Bueno, pues nada mas que decir… Ahí están, todos los días en todos sitios…peligrosos… Porque además todos votan.

Si una anciana os pide que le ayudéis a cruzar la calle… observarla bien, tal vez sea mejor empujarla sin miramientos antes de que os degolle con sus afilados Y putrefactos colmillos. *Adjunto fotos

Por supuesto no generalicemos, no todos los ancianos son así, es mas son la sabiduría y el saber vivir de tantos años forjados en grandes y admirables personas de las que deberíamos aprender bastante.
“mire usterd a Fernando Fernan Gomez, El sabio Tarifa, Juanito Valderrama o mi propia y queridísima Abuela.”

Pero estos de las fotos… Cuidado amigos.

Rafael Lucas.

Lunes 10 – Dic -07

Anuncios

2 pensamientos en “Los de lento caminar, pero rápida garganta.

  1. Pues sí Rafa esta gente parece ser que viven todavía en la pos guerra y no han variado ni en su forma de parecer ni en su demagogia que dura ya unos cuantos años. Es verdad que nuestro pasado no hay que olvidarlo, pero creo que ya es hora de pasar página ya y vivir el siglo que nos toca.
    Se supone que todos esos errores y sufrimientos del pasado deben servirnos, primero para aprender a no olvidar, y segundo para poder pasar página y abrir un libro nuevo donde poder escribir una historia en la que no se repitan las aberraciones, los intereses políticos, los abusos…etc Poder escribir y modelar una cultura en la que el ser humano sea digno del orgullo del planeta. Claro está que viendo estas imágenes y leyendo lo que nos cuentas, todavía quedan razas por estinguir, y lo malo no es eso, sino que para colmo de nuestro espanto, las nuevas generaciones son aun peor, irrespetuosos con el medio ambiente y con el planeta y por consiguiente con la misma especie humana.
    En fin, que todo no es malo, lo que pasa que es más fácil que destaquen esos energúmenos.
    Pero si si nos queda mucho por hacer.

  2. Pingback: ::El día de la Armas y las Almas:: « Cavilantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s